sábado, 15 de septiembre de 2007

CON CANAS NO HAY NERVIOS




Es que sin duda alguna son los mejores. Sigue Abigail.
Dr. José Jesús Ríos Mac-lellan y Dr. Enrique López Limón, son sus nombres completos, para descartar cualquier confusión. El primero de ellos es el odontólogo de quien les hablé en el pasado post, el que con su “técnica bucal” (suena raro) y ojos azules me sedujo a regresar a consulta, y aunque quedé prendada del servicio que me ofrecieron durante la ¿emergencia molar?, me faltaba la prueba de fuego… la cita con el especialista para el tratamiento conducto del diente fallecido por la carie.
El diálogo que redactaré a continuación les relatará como pude finalmente suprimir de mi cabezota la fatal película que proyectaba cada vez que escuchaba el prefijo odonto y sus derivados endodon, ortodon, periodon y que sé yo.
Presentaré la conversación con el segundo de los mencionados, en mi segunda cita, al mejor estilo de mi amigo Escaramujo (sorry por el fusil Otto) con letra de color entre texto para representar mis pensamientos, y lo que no me atreví a expresar en público, a viva voz.

Tras el protocolo.
Dr. López: Abre la boca grande. Ahora esperemos un rato para que la anestesia haga efecto… (al teléfono) Aló, ya casi estoy listo, solo me queda un paciente, síiiiiiiiiiiiiii lo que te dije… jajajaja no sean envidioso guey… yo quiero salir… donde te dije… sí esto es rápido y blablablabla....

…Miércoles ta bien, ya está, ahora me da un mateo por ir a ver los culos esta noche, y ahora? Claro, ya lo entendí todo, vi la luz, en la primera consulta todo amor pa engancharme y tal, retiro lo que escribí en mi blog… a mala hora, no haberme enfermado de gripe este día, snif…

Manikita: Doc y no me va a doler verdad? Antes me ha dolido mucho sabe? me han tenido que anestesiar directamente el nervio, por eso me pongo así (describo: acostada en la silla con las piernas y manos entrelazadas, abdomen contraído, hombros hacia delante, cabeza hundida, ojos cual comiquita de Bugs Bunny).
Dr. López: No debería dolerte, es que sabes lo que pasa? – apuntó su dedo índice a la sien y me mostró su sonrisa abrillantada por los bracket con ligas azules.

…Ummmm que será más inteligente? son los piojos? la caspa? Aaaaaaaah yaaaaaaaa, el dolor es mental, seeeeeeee claro…

Dr. López: Ves? Estas son canas, no me han salido de gratis. Los jóvenes médicos aún no entienden que cada paciente es distinto, que cada cual requiere una cantidad de anestesia distinta. Si te aplico la dosis correcta, no debe dolerte en el momento que toque el nervio.

…O sea, que entonces la bruja aquella no sabía esta vaina, y que tal, que me tocó el nervio con la bendita aguja para anestesiarlo. ¡Es doloroso pero necesario!, me dijo la muuuuuy… que bolas como la ignorancia hace la vida más difícil. Bueno, nada, que no me vuelve a pasar…

Y llegó el momento de comprobar si era cierto o cuento, el discurso del canoso…
Ruuuuuuuuuuussssssssssssssssssshhhh… y el olor a chamuscado… Terrible!

Dr López: Te duele?
Manikita: um um. (negación en dos tonos)

…De pana que no, aunque esta vez siento dormida hasta la oreja, no se habrá pasado este viejo de anestesia? Bueno, mientras no duela. A ver Iliana, cierra los ojos, concéntrate, piensa en algo bonito, ummmmmmmmm… Johnny Depp, eso… ay perooooooo y si me infarto, yo he escuchado casos de sobredosis… creo que mis latidos se aceleraron, puede ser el susto… no no no que va, tu eres una mujer sana, ni pendiente… peroooooo que tal que me dé parálisis facial? Cálmate! Deja las tonterías, concéntrate otra vez… Johnny Depp… no funciona, que hago? Ayayayay…no, no es dolor, es presión… Neurótica, demente, yaaaaaaaaaaa… no puedo conmigo…

Dr. López: Carolina (asistente) pásame la azul…ahora la verde…la roja… la blanca… y a que te dedicas?
Manikita: oy eoijta.

…Miércoles, como si me pudiera entender y con este pedazo e goma en la boca menos. Que loco este tipo, me voy a atragantar con la saliva, me va a puyar la lengua con esas agujitas, coooooooooo…

Dr. López: Carolina, que dice la historia…aaaaaaaaaah periodista?
Manikita: ujuuum
Dr. López: Y estas trabajando?
Manikita: ju

…Ya es la segunda vez que vengo y la segunda vez que me lo preguntan, mas o menos como porqué? Será que hay gente que les ha dejado el pelero… yo ni loca hago eso, prefiero no venir, pierdo más que dinero si decido darme a la fuga, que va. No me imagino el plan: ya vengo voy al cajero!…

Dr. López: Verde otra vez… azul… roja… blanca… sabes que yo soy el negrito de esta clínica? Soy el último que se va y ninguna de las enfermeras me quiere (y a lo lejos un eco: tieeeeeeeeene razóooooooon)
Manikita: aj aj aj aj aj aj (creo)
Dr. López: Ajap! Viste que conmigo te ríes, no hay dolor…sólo lavo y terminamos.

…Diossssssssssssssssssss, como no conocí a esta gente antes, me hubiese ahorrado dinero, tiempo, malestar y todo el show mágico cómico musical de última hora. Bue… nada… que no me vuelve a pasar, que me fundo en esta clínica…que me espelucharán los reales aquí, no importa… que no me mueve nadie…

Dr. López: Cuando pase el efecto de la anestesia, sentirás un leve dolor en el músculo, así que tomate los analgésicos. Que te pareció? Te sientes bien?
Manikita: Doctor, estoy maravillada, muchísimas gracias, no tiene la menor idea de lo que acaba de hacer, de la obra social que hizo conmigo. Esto lo tengo que escribir y publicar, para la posteridad. Nos vemos el jueves.

Finalmente y aunque nunca estuve de acuerdo, la deducción de mi madre era correcta, aunque siempre me resistí a creerla.
La experiencia hija, eso no lo supera nada, el médico mientras más viejo, más sabe! me decía hace casi dos décadas atrás.
No me parecía, yo decía que mientras más viejo más ciego y menos actualizado, la medicina va a la velocidad del rayo y los viejos, en muletas, comenté alguna vez despectiva y equivocadamente.
Con canas no hay nervios. Atajo el tomate.




6 comentarios:

EL MÁS dijo...

Jejejeje Que bueno... Me vas a dar la dirección porque aunque me dio demasiada risa tu aventura yo sigo con mi miedo... jajajaja Te pasasteeeee. Saludos y besos

Otto dijo...

Me alegra mucho que te haya ido tan bien!

Y qué honor que a una eoijta le guste mi estilo y me diga que hasta me lo quiere fusilar! jajaja, en verdad me siento honrado por citarme, sobre todo si es pa algo fino!

Nos debes la foto con la sonrisa nueva! no se vale poner fotos sólo con cara de llanto... Besos!

FaB!X dijo...

PRIMERO ANES DE OCMENTARTE T DOY THANKS POR TU PASAITA POR MI BLOG Y SII PSSS NOS MAREARO CON EL CUENTO DEL PRINCIPE JEJEJE

Naguara de show tu entradaaaa a mi me dio la reflexion pero no de las canas y la sabiduria sino lo q uno hace cuando le gusta alguien jejeje ejemplo en valencia en una tienda adidas me gusto un man y esa semana ksi q lo hago el vendedor del mes con lo q iba a comprar por verlo jejeje nooo uee las cosas adidas tambien me nkntan jejeje

Ya veo q t gusta escribir bburda mis entradas dan lastima al lado de las tuyas como q me va salir agarrar un diccionario cuando escriba a ver si las hago mas extensas jejeje

Hepatitis - C - Rosario dijo...

muy linda tu narración, el miedo, que temas, te saludo desde argentina

Juan Luis dijo...

Dicen que "mientras más viejo más pendejo". Yo no estoy de acuerdo, por eso luzco con orgullo mis cabellos plateados ;)

Besos

Iliana Contreras dijo...

Hola a todos!
Moisés: Seguro que sí, solo echame un ring. Hoy te visité, muergano, te van a llevar las hormigas, jajajajaja. Muy bueno, me da gusto leerte.

Otto: Mi Escaramujo, gracias por ser tan dulce y por no molestarte por el plagio. Acuerdate que tu estilo me enganchó desde el principio. Prometo que pa las próximas publicaré sonrisas. Besos.

Fabix: La verdad que más que atracción fue el dolor lo que me hizo ser consecuente con las citas al odontólogo, pero sí he pasado por eso que me contaste cuando alguien te mueve el piso. Gracias por tu visita. Un abrazo.

Rosario: Bienevenida a mi rincón de elucubraciones. El temor, el amor y el asombro, son loooooooos temas. Saludos.

Juan: Seeeeeeee ya sé..."mientras más viejo más interesante"... aja bueno sí. Jajajajaja, te tas llenando chamo. Nada, somos como el vino, jajajajaja. Besos.