miércoles, 11 de marzo de 2009

El príncipe de los besos de humo

Once upon a time… No tenía capa ni espada y su corcel era plateado, artificial, surreal. El príncipe de su historia era alto, blanco pero no tan perfecto como en los cuentos de hadas, castillos y diademas. Este era un príncipe de verdad, de carne y hueso, pero de materia tan efímera como la de esas historias mágicas. A ella le encantaron sus besos de humo, suaves, eternos, como esas noches que le regalaba y la colmaban de tanto amor, hasta no querer más, al menos hasta un par de días más. A ella la hechizaron sus caricias que no dejaban centímetro al aire, que buscaban los filos de sus caderas para aferrarse a ellas con desesperación, con apetito, con pasión. Su encanto retumbo con eco la última noche sobria y así no pudo desprenderse nunca más de su imagen anhelante a su lado, cabalgando con su lengua su oído, con sus dedos su talle, con su pelvis sus entrañas, pero lo tenía bien dibujado, para nada su alma. Él siempre evito su mirada de pez y ocultó a sus ojos lo que llevaba dentro. Solo la contempló en sus momentos de estupor, de descanso, ella lo percibió entre sueños, sonrió de gusto. Él disimulo sus pensamientos, esos mismos que en libros color naranja son de arrebato, de incontrolable sentimiento, de poderosa ilusión, de necesidad, de clamor intenso, de expresión desgarrante, desde el corazón delator al cese de su búsqueda, al encuentro de su otra mitad …The End

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow

ElPoeta dijo...

Un relato muy bello, mi dulce Manikita. hay besos de humo, dulces y embriagadores, como hay besos de agua, húmedos y escurridizos. Me ha gustado tu relato, lleno de sensualidad. Te beso con cariño,
V.

Anónimo dijo...

Ufff, que sensualidad amiga, sólo tu puedes llevar a las letras esos torbellinos que llevamos por dentro que son tan intensos e intimos que las personas comunes y corrientes nos tenemos las palabras para exteriorizarlos...

Aleida Mata

La Vero dijo...

Ummhhhhjjmmm... Amiguita... eso me recuerda a una buena amiga llamada Clementina, cuyos relatos cantaban de lunas y soles... De vidas y muertes, pero de pasión y amores...

Me gustó mucho... Espero recuperar a mi amiga para que siga cantando sus letras escondidas tras la luna y el sol...

Besitos!

Anónimo dijo...

Eso se llama pasiòn Ili....y solo podemos expresarlas tan claramente nosotras,las mujeres,tan volatiles e intensas , una belleza ,lo tuve que releer de lo hermoso que es, creo q una de las cosas maximas aparte de nuestos babys y tener salud es sentirse asì...mas bueno...
elialmy

Maguita dijo...

Dioxxx que pluma amiga, ciertamente una forma muy particular de relatar la vida, los momentos, los pensamientos y esa pasión que nos une a todos.
Gracias por permitirme deleitarme y refrescar mi vista al leer y recordar que de eso se trata la vida...de vivir y llenar nuestros días de pasión.

Erwin García dijo...

me gustò demasiado, còmo haces para escribir tan bello? bueno creo tener la respuesta. Sòlo alguien que tenga pensamientos y vivencias bellas puede escribir e imaginar mundos bellos: Muy sensual, muy especial, muy autèntico. Un abrazote manikita ;)

NeoGabox dijo...

Besos de cuentos de hadas...
Besos de humo...
=(
Yo creo que los cuentos de hadas no se hacen realidad... No en el siglo XXI...

"Abrazos Monocromáticos"

Alejandro Ernesto Pravia Álvarez dijo...

Creo que lo que más gracia me hace del relato es el uso de los colores d ela sletras (negras y anaranjadas) y el uso de ambos idiomas. Me da gracia porque me hace recordar a Disney y su visión perfecta de un amor tan conflictivo en "the real life".

La descripción de este relato es sencillamente sentida, muy bella sensorial :)

Saludos bella :D

Abog. Luis Urribarri dijo...

Todo es muy dulce...

Dulce como tu blog, como tus canciones, como tus palabras, como tu.

Abrazos manikita

☆Chapellina dijo...

Que lindo Mani. Siempre es grato y bonito leer lo que escribes. Besos.

:)