lunes, 22 de junio de 2009

Dedicatoria... que no leeras

Este post lo hago para satisfacción propia, talvez ni lo leas, ya ni lees, ya ni me ves, sé que no es tu culpa, son los años, es el tiempo que te cubre como un manto la memoria. Pero tranquilo, sé que me recuerdas bonito, se te nota por lo que destellan tus ojos, se te ilumina el rostro cuando te preguntan por mí, cuando te recuerdan mi nombre.
Iliana, ella está bien! Dices con una amplia sonrisa, aunque no hemos hablado, porque ya no me oyes.
Yo sólo te escucho, ahora divagas, apenas hablas pero yo te escucho, te sigo cómo antes, cuando me hablabas de tus sueños, de lo grande que serían tus nietos, de lo grande de este país y de lo grande que ha sido para la historia Fidel. Je! Socialista hasta la pata!!! Eso si no lo afectan las décadas, hasta la última vez que te oí me decías que esa era la fórmula para la libertad verdadera de los pueblos.
Y te miro también, siempre y cada vez con más admiración, por tu legado pero más por tu vida, por cómo la has llevado para ser un hombre feliz hasta ahora, a tus 96 años y así será hasta que Dios lo decida. Lo sé.
Recuerdo cuando la psicóloga laboral arrugaba la cara mientras respondía su pregunta: “Mi padre es el hombre más bello e inteligente del mundo” Fue hace mucho pero mantengo mi opinión, nadie cambiará ese criterio, cómo sea, complejo de Electra o no, seguirás siendo el hombre más importante de mi vida. Te amo mi viejo Yeyé.

P.D: Los invito a recordar el post
Memorias de un Sueño. Este fin de semana a propósito del día del padre y ante la posibilidad de comunicarme con él por la distancia física y territorial, la canción "Techos de Cartón" me hizo ubicarlo años atrás, en su cuarto junto al radio televisor escuchando por horas para obstinación de mi madre, las canciones de Alí Primera, Pablo Milanés y Silvio Rodríguez.

13 comentarios:

Chapellina dijo...

Que bonito Mani. Tu padre se ha de sentir orgulloso de ti. Un abrazote.

Néstor Luis González dijo...

Bravo manikita. un beso.

Billy dijo...

Unico.

Alejandro Ernesto Pravia Álvarez dijo...

Bonita dedicatopria Iliana. Dios te bendiga y a tu padre también. Yo también quisiera llegar a esa edad y que mis nietos le cuenten a mis bisnietos que tuvieron un abuelo de casi o más de cien años, aunque con un uno y dos ceros me conformo :)

Saludos! (me inspiraste xD)

Waiting for Godot dijo...

Creo que casi todas las niñas pensamos algo muy parecido de los padres. Besitos.

Otto dijo...

Los mejores hombres del mundo definitivamente son nuestros padres... Que dicha que puedas contar con él hasta esta edad y lo que falta! Un beso...

Victoria Galea dijo...

Hermoso amiga, que sentimiento, un abrazo.

Juan Luis Urribarrí dijo...

Ufff! Ni sé qué decir. Yo que lo conozco, que soñé con sus historias, que sentí su amor por sus hijos y nietos. A ese viejo Yeyé, a quien un día le pedí tu mano en matrimonio. Que grande es, definitivamente, un GRAN hombre, como pocos.

Saludos

Erwin García dijo...

Eres una encantadora, tienes magia y sanación en tus letras. Dios te bendiga y siempre te permita ser tan especial, sólo quien tiene un alma tan hermosa puede escribir así de especial. Tqm.

La Vero dijo...

Con un nudo en la garganta me remontas a la vida con mi viejo, que no era tan viejo pero que igual no está... Disfrutalo todo lo que Diosito te lo conceda...

Un abrazo Michi bonita!!!

ElPoeta dijo...

Disculpa si por una vez paso por tu espacio sin comentar el contenido de tu entrada, pero quiero avisar a todos mis amigos de que he publicado la entrada número 200 de mi blog y me tomo un descanso y antes quiero agradecer todo el cariño y compañía que siempre me das. Un beso con cariño,
V.

La Vero dijo...

Michi bonita... Y lo escribiste en el momento que tenia que ser... Y lo disfrutamos cuando debía ser.
Vívelo en tu corazón y en el corazón de la Verotota. Aunque la memoria siempre nos juega la mala pasada de olvidar el rostro físico, jamás olvidamos el rostro del corazón, de las cosas que hicieron, de las que hicimos... Las cosas que los hacían reír y nos hacían reir a nosotros... Ahora es cuando nos damos cuenta de todas las enseñanzas, mejor dicho, reconocemos sus enseñanzas, reconocemos lo grandes amigos que fueron para con nosotros, y lo excelentes que seguirán siendo.Y olvidamos las cosas malas, si es que alguna vez creímos que eran malas, y nos reimos de los regaños y desechamos las imperfecciones.
Anoche te dije: tranquila, él sólamente está de viaje. Asi lo vivo yo, y así he aprendido a vivirlo y a reirme de su ausencia... Asi de simple, está de viaje.
Un abrazo fuerte michi, las quiero mucho!

Chapellina dijo...

Ahora es tu angel y lucecita particular. Un besazo.