jueves, 20 de septiembre de 2007

UN MINUTO EN LA NADA


Ayer descubrí que una palabra puede contener todo el tonelaje del mundo y caer sobre ti, sobre tu alma, para aplanarte. Quedas inmóvil, como suspendido en la nada, clausuran los sonidos y luego, latidos en tu garganta. ES PELIGROSO, le dices al inocente y te ríes de todos. Dios sea dócil contigo.
Nefasta, vive feliz la farsa e ignora, antes de que despiertes y se te olvide el sueño. Has sido maldita, lo hará el hombre que amas, te costará vida. El tiempo es perfecto para nuestro apetito. Reiremos todos.


4 comentarios:

Ari dijo...

Hola Iliana, gracias a tu perfil aprendí lo que es "un frangollo", al momento pense que era un hijo de un matrimonio homosexual entre un "Frank" y un "Gregorio" pero ya sali de la duda jeje

Saludos

Juan Luis dijo...

Wow!!! Yo quiero de lo que estás fumando... ;)

Muñeca de Trapo dijo...

Hoolaaa.. bueno estoy muy pero muy de acuerdo contigo! las palabras tienen un gran peso pero son un arma de donle filo porque pueden ayudarte a esconder aquellas cosas que por miedo o no se que, no quieres reconocer! muy buen escrito. besos!!!

Erwin García dijo...

BÀRBAROOOOOOOOOOOOOO... COMO ESCRIBES. CUANTA FUERZA, CUANTA ENERGÌA, CUANTO PODER, CUANTO SENTIMIENTO... ASÌ ME GUSTA MI MANIKITA PECHOCHA.