miércoles, 29 de agosto de 2007

LIBRE DE HUMO Y TINIEBLAS


Hoy cumplo exactamente diez días de libertad condicional, porque sí lo admito, soy esclava de un terrible vicio y seré adicta por el resto de mi existencia, sin remedio… lo decidí cuando aspiré la primera bocanada a los 17 años de edad, justo para estas fechas, a sólo días del 27 de agosto, cuando avisté la luz del mundo por primera vez en 1976… “enenantico” pues, como dicen hasta los más jóvenes orientales por herencia del coloquio de estas tierras amante de las erres, supongo.
En fin, el tema es que por segunda vez en menos de 4 meses, he podido voluntariamente renunciar a la “serpiente venenosa” –según el Método Laudin- que voluntariamente también, sostenía entre mis amarillentos dedos las 24 horas de cada uno de los 365 días del año, de todos los años, desde 1993… es decir, que he concebido, mantenido y desarrollado un vicio adolescente, de 14 años de edad…que ya puede con dos tobos de agua, diría mi papá.
Pues bien, para este mes a punto de celebrar sus quince años de vida, he decidido no hacerle una ostentosa fiesta con vals y cotillón, me pareció que en honor a nuestra leal e inseparable relación (compañero en el llanto, en la risa, en la angustia, en la rabia, en pleno stress e indispensable para concentrarme, para la digestión y para las detonaciones intestinales) el mejor regalo sería un boleto sin vuelta al País de Nunca Jamás, para que si quiere ayude a mi amigo Peter Pan a volar más alto.
Yo… renuncié a él, y aunque no ha sido sencillo (con grave sintomatología de histeria, irritación, sollozos, depresión) he encontrado la técnica necesaria para que mi mente controle la adicción física, psíquica y conductual y la ansiedad que me genera la ausencia de nicotina y otros 200 tóxicos que contiene el pequeño cilindro elaborado por la Bigott… la única que ha funcionado, dotada por mi amigo el indígena Laudin en su sección de hipnoterapia: el mero CONOCIMIENTO.
Como muchos fumadores -sin ánimos de ofender- permanecí sumida en la más cruel y prolongada IGNORANCIA. Me di cuenta que consumir nicotina y monóxido de carbono, de manera impulsiva y sin posibilidad de independencia, era una cuestión de MALA INTERPRETACIÓN.
En 1993, cuando aspiré por primera vez humo tóxico de cigarrillo, mi cuerpo –sano e inteligente- se defendió y rechazó esa agresión a la que lo sometí: tosí, me agité y me sentí mareada. Pero yo, pobre de mí, IGNORANTE TOTALES (tipo Cerati), interpreté: ¡No es nada, es que no sé fumar bien, no estoy acostumbrada, pero ya aprenderé como todos ustedes!...que tal? Más galla y me mato. Y practiqué y lo logré…y lo fumé sin tos hasta convertirlo en esposas para mis muñecas.
Ahora, a década y media –nada menos- yo mando sobre él, la explicación científica sobre la adicción física y el porqué de dicha adicción es muy extensa para exponerla acá, pero los tips para mantenerla a raya son sencillos, a continuación los revelo para aquellos que lo quieran intentar, es cuestión de actitud, de decisión, pero a la final será algún pasaje de conciencia lo que los llevará a hacerlo…No será por miedo a morir, se los aseguro, las campañas y cajetillas son descaradas al mostrar pulmones enfermos, habrá quienes pidan la cajita del osito para suavizar la cosa, pero he visto gente desahuciada fumando a hurtadillas… Será por dejar de oler a cenicero todo el día, porque sus hijos son asmáticos, por exigencias estéticas (cirugía, odontología, dermatología), equis, pero no por temor a morir de cáncer, nadie, absolutamente nadie, fuma para tener cáncer, ni para manchar sus dientes.
Bien, primero hay que reconocer que los síntomas no aparecen “POR FALTA” de cigarrillos, sino porque el cuerpo se está liberando de toxinas, se está acondicionando naturalmente a respirar el aire limpio del cual fue reprimido por tanto tiempo y porque quiere producir DOPAMINA (neurotransmisor cerebral relacionado a las funciones motrices, las emociones y los sentimientos de placer) de manera más acelerada de lo habitual. Eso dura sólo 21 días, lo demás es cuento, como el despecho.
La dopamina la produce tu cuerpo de forma sencilla: si induces un buen recuerdo, alguna actividad que te genere alegría. Escucha, mira, toca las cosas que más te agraden, ejercítate, come (preferiblemente frutas que azúcar, porque la insulina juega a lo suyo) y toma litros y litros de agua…La Nicotina es Hidrosoluble. En serio, notaras que funciona.

2 comentarios:

Chapellina dijo...

Magia:Deseo que lluevan sobre tí cosa bonitas y lo más importante que esten cargadas de magia. T.Q.B ... Saludos y Feliz Año Nuevo!
[El último mensajito de este 2007]

ROMANO dijo...

mejor no me hubiera venido. Gracias y felicitacione spor tu triunfo :)
Dios te bendiga!